Zoom sobre… Rogelio Lozano, Director de la Unidad Mixta Internacional (UMI) LAFMIA

Rogelio Lozano es el director del Laboratorio Franco Mexicano de Informática y Control Automático (LAFMIA), Unidad Mixta Internacional que constituye uno de los símbolos del dinamismo de la cooperación científica entre ambos países.

 

lafmia

¿Qué es LAFMIA?

La Unidad Mixta Internacional (UMI) LAFMIA (Laboratorio Franco Mexicano de Informática y Control Automático) fue creada en el 2008 después de la fusión de dos Laboratorios Internacionales Asociados (LIA), el LAFMAA (Automática) y el LAFMI (Informática).

La UMI está bajo la tutela del Instituto de Ciencias de Información e Interacciones (INS21) del CNRS, del Centro de Investigación y Estudios del Instituto Politécnico Nacional Avanzado (CINESTAV) y del CONACYT. Las tres Universidades asociadas son la Universidad de Tecnología de Compiègne UTC, el Instituto Politécnico de Grenoble y la Universidad Joseph Fourier. El LAFMIA está alojada dentro del CINESTAV en México y dispone igualmente de una sed en la Universidad de las Américas en Puebla.

¿Cuáles son los principales temas de investigación de UMI LAFMIA?

Los trabajos de investigación de la UMI se centran en informática y control automático, aunque particularmente en robótica.
En concreto, el laboratorio trabaja principalmente en el tema de drones y submarinos miniatura, así como en exoesqueletos ya sea para aumentar la fuerza de un miembro o para subsanar alguna deficiencia motriz.

En estos temas, la unidad de investigación también colabora con el Laboratorio de Robótica Informática Microelectrónica de Montpellier (LIRMM) y la Escuela Nacional Superior de Técnicas Avanzadas de Bretagne.

Háblenos un poco de su trayectoria profesional

Soy Ingeniero en Electrónica y Telecomunicaciones por el Instituto Politécnico Nacional IPN y cuento con una Maestría en Control Automático por el CINESTAV, México. Durante mis estudios de Maestría, tuve la oportunidad de conocer a muchos franceses lo que me motivó a continuar mis estudios en Francia. Hice mi tesis en el Laboratorio de Control Automático de Grenoble, hoy Laboratorio GIPSA.

Después de regresar al CINESTAV, realicé dos estancias cortas, una en Australia y otra en un laboratorio de la NASA. Posteriormente acepté un puesto como profesor asociado en Grenoble, después como Director de Laboratorio Heudiasyc de la UTC en Compiègne. Desde 2008, soy Director de UMI LAFMIA.

¿Cómo percibe la cooperación científica entre Francia y México. ¿Cuáles considera que son las contribuciones de este tipo de colaboración entre investigadores de ambos países y qué papel juega UMI LAFMIA para fortalecer esta relación?

Es cierto que Francia es un país muy atractivo para estudiantes y científicos mexicanos. La UMI otorga la oportunidad de tener un primer contacto con Francia. La institución está en contacto con varias universidades francesas y con el apoyo financiero del CONACYT, es posible enviar a estudiantes e investigadores mexicanos a realizar estancias en Francia. Con ello, los participantes tienen la oportunidad de conocer otra cultura y pueden aprender de otros métodos de investigación y trabajo.

Los investigadores franceses también están interesados en México; sin embargo, un obstáculo ha sido la dificultad para lograr estancias de investigación de largo término. Recientemente hemos creado un programa de doctorado en robótica con el que se espera desarrollar estancias de investigación y tesis en cotutela más fácilmente. También es cierto que para muchos extranjeros la imagen de  México no es tan buena. La UMI promueve la visita de investigadores franceses en estancias cortas lo que ha ayudado a desaparecer las percepciones negativas hacia el país y con ello, se ha impulsado una mayor colaboración.

Otro esfuerzo de la UMI ha sido la identificación de temas de investigación atractivos tanto para investigadores franceses como mexicanos. Este ha sido el caso del tema de exoesqueletos que no ha sido tan promovido en Francia y que hace de la UMI un destino interesante para los científicos que deseen trabajar en este tema.  

Un último punto que me parece importante es que a menudo es más difícil conseguir una beca en Francia que en México. La  UMI permite que investigadores franceses obtengan una beca ciertamente más baja que las que se ofrecen en Francia, pero que puede ser un trampolín para el resto de sus carreras.

Más información:

http://www.hds.utc.fr/lafmia
http://lafmia.imag.fr
http://umi.cinvestav.mx