Zoom sobre… Sandra Rodil Posada y Andreas Zeinert , coordinadores del proyecto europeo BisNano

Los coordinadores del proyecto europeo BisNano, Sandra Rodil Posada (Instituto de Investigaciones en Materiales, UNAM) y Andreas Zeinert (Laboratorio de Física de la Materia Condensada, Universidad de Picardie Jules Verne), nos presentan su colaboración.

 BisnanoESP

Primero, háblenos un poco de ustedes y de sus laboratorios respectivos.

Sandra Rodil: Soy investigadora titular C del Instituto de Investigaciones en Materiales (IIM) de la UNAM. Desarrollamos proyectos de investigación sobre las temáticas de películas delgadas depositadas por técnicas asistidas por plasmas. El objetivo es buscar diferentes aplicaciones para los materiales que son producidos de esta forma.

Andreas Zeinert: Soy profesor titular en la Universidad de Picardie Jules Verne en Amiens. Trabajo en el Laboratorio de Física de la Materia Condensada (LPMC) que realiza estudios sobre este mismo tipo de materiales. Analizamos sus diferentes propiedades: eléctricas, ópticas, mecánicas, etc.

¿Cuál fue el origen de esta colaboración?

SR: Empezamos a planear este proyecto desde el 2009 pero en realidad comenzamos nuestra colaboración en el 2005. Nos enteramos que se iba a lanzar una convocatoria México-Unión Europea, la cual tenía como temática la investigación para aumentar el valor agregado a productos mineros a través del uso de las nanotecnologías. Esto requería que hubiese un coordinador europeo y otro en México. Empezamos a buscar los productos mineros que había, en particular en México y encontramos que el Bismuto, que es abundante en Mexico, tenía muy poco valor agregado. Este material era totalmente nueva para todos, pero rápidamente vislumbramos que si teníamos la posibilidad de buscar nuevas aplicaciones para ese producto.

Háblenos un poco más sobre este proyecto

AZ : El objetivo del proyecto es explorar las aplicaciones potenciales de los diferentes compuestos con base de Bismuto. Son 19 participantes en varios campos interdisciplinarios, de los cuales son 10 europeos, 8 mexicanos y 1 organismo colombiano. La mayoría son instituciones académicas pero contamos también con la presencia de 3 empresas, dos mexicanas y una española.
El proyecto Bisnano permitió dar valor agregado al bismuto a través de nuevas aplicaciones en varios campos. Estos nuevos usos permiten por ejemplo reemplazar otros materiales que usan compuestos nocivos o desarrollar detectores más sensibles. El proyecto también favoreció la formación de 26 estudiantes de doctorados y 11 de Maestría. Más detalles sobre los resultados están disponibles en la página del proyecto (www.bisnano.eu). También se encuentran numerosas publicaciones que surgieron a raíz de esta colaboración.

El proyecto recibió un trofeo « Etoiles de l'Europe », ¿Qué nos pueden decir sobre este premio?

AZ : Este trofeo, propuesto por el Ministerio de Educación Nacional, Enseñanza Superior e Investigación en el marco del lanzamiento de programa H2020, permite que todos los coordinadores franceses sometan sus proyectos europeos, terminados el año anterior. Bisnano ganó uno de los 12 trofeos de la edición 2014 y recibimos el premio en diciembre 2014 durante una ceremonia en el Quai Branly en Paris, con la presencia del Secretario de Estado para la Enseñanza Superior y la investigación, Geneviève Fioraso y el Secretario de Estado para los Asuntos Europeos, Harlem Désir.

Ya que se terminó el proyecto, ¿Cuales son las perspectivas para el futuro?

SR: Terminamos el proyecto de manera oficial a finales del 2014 pero desde el 2013, tenemos otro proyecto que podemos considerar como una continuación de lo que sería Bisnano. Este proyecto, llamado PHOCSCLEEN, es financiado por el programa europeo Marie Curie Actions. Es una colaboración entre la UNAM, la Universidad de Picardie Jules Verne y equipos de Italia y Canadá. Su objetivo es elaborar y estudiar materiales fotocatalíticos que pueden destruir contaminantes con el efecto de la luz o crear combustibles desintegrando moléculas de agua. La idea es también proponer otro proyecto al final de este año y poder seguir la interacción entre nuestras 2 instituciones.

¿Qué opinan de la colaboración científica entre nuestros 2 países?

SR: Tenemos aquí, en el Instituto de Investigaciones en Materiales, mucha gente que tiene colaboración en particular con Francia. La colaboración entre pares es muy enriquecedora para nosotros pero siempre es difícil mantenerla, hay que nutrirla cada día.
Afortunadamente, hay muchas convocatorias abiertas para proyectos entre Francia y México y eso nos ha permitido desarrollar colaboraciones duraderas y eficientes. Con otros países no tenemos tantos mecanismos, lo que no nos permite construir colaboraciones tan estrechas.

AZ: Empezamos con el IIM, en paralelo al proyecto Bisnano, otro proyecto bilateral de movilidad e intercambio, que también se acabó al final de 2014. (cf ProyectoECOS : Synthèse et caractérisation de nano-composites formés d'une matrice polymère et de nanoparticules). Eso permitió la estancia de investigadores permanentes y de estudiantes mexicanos en Francia. Ahora, deseamos incitar el establecimiento de estancias más largas y el desarrollo de tesis en co-tutela. De manera más general, estas colaboraciones que tenemos con el Instituto de Investigación en Materiales de la UNAM, es muy rica, aunque el lado administrativo pueda ser a veces un poco laborioso.

Más información:
http://www.bisnano.eu/